Traemos hoy a nuestro blog una pintura, titulada “El viático”, de Gonzalo Bilbao Martínez, uno de los pintores costumbristas más importantes de la Escuela de Sevilla. Este cuadro, de enorme atractivo por el planteamiento escénico de su composición, se enmarca en un amplio escenario que tiene de fondo los planos arquitectónicos del sencillo caserío y la evocadora imagen de la Iglesia de San Lucas con su tapia y jardín. En él se desenvuelven en primer plano los grupos de figuras en recogida procesión, dispuestos con gran habilidad escenográfica y un primoroso cuidado descriptivo en su carácter humilde y sus indumentarias.

El viático. Gonzalo Bilbao

” La presencia del traslado del santo viático por las calles de las ciudades españolas fue costumbre muy arraigada hasta bien entrado el siglo XX, resultando de especial atractivo para los pintores costumbristas del Romanticismo. Consistía en llevar la última comunión a los enfermos en trance de muerte, con el fin de asegurar su último viaje (viático) en gracia de Dios. El paso de este cortejo, encabezado por el sacerdote de la parroquia correspondiente, revestido de sus ropajes litúrgicos y seguido de acólitos y devotos, constituía una ceremonia de máximo respeto y honores, al que debían responder todos aquellos que se veían sorprendidos por su presencia, que se anunciaba al toque de la campanilla y al grito de ¡Dios, Majestad!, debiendo arrodillarse y saludar a su paso, en toda circunstancia. Tan ceremonioso rito sorprendía lógicamente a los viajeros y liberales no católicos que vivieron en España durante el Romanticismo ” (Texto extractado de Díez, J. L. en: El siglo XIX en el Prado, Museo Nacional del Prado, 2007, pp. 134-137 ).

montaje-0

Esperamos que haya sido de su agrado esta nueva imagen de nuestro recorrido pictórico por la ciudad de Toledo. Les deseamos un feliz y próspero año nuevo.

 Jose María Gutiérrez Arias

botón footer_001