Con buena intención y con ánimo de velar por una ciudad coherente, hoy destacaremos la correcta colocación de los aparatos de aire acondicionado. El sistema de refrigeración por “split” es el más utilizado por los habitantes del Casco Histórico de Toledo, consta de una unidad de compresor exterior  y una o varias unidades interiores evaporadoras.

La unidad interior es la que absorbe el calor de la habitación (29˚)  y, tras pasar por el evaporador, expulsa aire enfriado para disminuir la temperatura del interior (15˚). La unidad exterior que está unida al evaporador es la encargada de volver a comprimir el refrigerante utilizado para enfriar al aire, para ello toma aire del exterior (35˚) y lo hace circular por el condensador  que al volver a comprimir el refrigerante hace que se expulse aire caliente (48˚)

C:UsersalvaroDesktopPOSTE BANDEROLA Model (1)

Este sistema nos genera tres importantes condicionantes.

– El uso desmesurado de este tipo de sistemas de climatización hace que el gasto energético sea mayor, incrementándose por lo tanto el coste económico.
– La instalación múltiple de este tipo de aparatos provoca que las unidades exteriores expulsen a la calle aire caliente. Subiendo la temperatura exterior (en consecuencia también la interior), aumentando el consumo de refrigeración, y perjudicando a la ciudad y sus habitantes.
– La instalación en fachada de edificaciones no preparadas para albergar este tipo de aparatos hace que se modifique la imagen del edificio, e incluso que se dañen paramentos históricos por un mal replanteo de la intervención.

Al colocar este tipo de aparatos debemos tener en cuenta las siguientes consideraciones:

– Según la  Ordenanza 1A. Plan de Ordenación Municipal de Toledo (Anteriormente Plan Especial del Casco Histórico de Toledo. PECHT).  Artículo 2.4.4 << Planta baja […] Se prohíben las rejas, antepechos o escaparates que sobresalgan de la alineación establecida, hasta una altura libre de 3,35 metros. >>  Artículo 2.4.8 <<Elementos sobrepuestos. Se prohíben en las fachadas los elementos sobrepuestos ajenos a la lógica del propio edificio, como toldos, marquesinas, jardineras de obra, escaparates y vitrinas voladas o adosadas, carteles luminosos, anuncios y similares. >>

–  Es aconsejable estudiar la situación del aparato compresor en el exterior para un menor impacto visual y una mejor eficiencia. Las terrazas o la cubierta serán siempre los lugares de menor impacto, pudiendo llegar a hacer la preinstalación para todo el inmueble. Además se evitaría la percepción de los ruidos que emite el compresor.  Puede darse el caso de viviendas que cuenten únicamente con la posibilidad de colocar la unidad exterior en fachada. En tal caso, el compresor se podrá colocar en balcones, miradores o aperturas antepechadas.


– Cuando el aparato quede expuesto de forma que dañe la imagen de conjunto en los inmuebles del Casco, se recomienda ocultarlo en un cajón-celosía registrable de madera o metal, de forma que se disimule o camufle la pieza.

En todo caso no se debe olvidar que es más preferente aislar correctamente la vivienda, para evitar continuos escapes energéticos, que intentar climatizar a base de facturas.

                                                                                                 Por Álvaro Sánchez Ballesteros