Esta semana ocupa nuestra atención, dentro del diccionario de la construcción tradicional en Toledo, la letra “D”, proponiendo para su análisis una palabra muy utilizada en las obras de fábrica y en las labores de sillería: “dovela”. Según la RAE:

Dovela: Piedra labrada en forma de cuña, para formar arcos o bóvedas.

Llamaremos por tanto dovela a cada una de las piezas que forman un arco o bóveda dispuestas en forma radial, transmiendo las cargas por compresión hasta los apoyos. En el libro “Léxico de la Construcción”, de Joaquín Ontuña, se nos amplia un poco más esta acepción añadiendo lo siguiente: “ … por extensión, cada una de las piezas que integran un arco, bóveda o viga constituidos por elementos prefabricados”.

En nuestra ciudad podemos encontrar fácilmente buenos ejemplos de disposición de dovelas en los tres elementos arquitectónicos que nos relaciona D. Joaquín.

En el primero de ellos, el arco, debemos indicar que las dovelas tienen diferentes nombres en función de su ubicación dentro de este elemento estructural. La dovela central de un arco se llama “clave” y la primera dovela junto al arranque se denomina “salmer”. Existen a su vez diversos tipos de dovelas según su forma, así encontraremos dovelas de gatillo, acodadas, engranadas, de redientes, … o su decoración: almohadilladas, lisas, molduradas…

D_Dovela

Adjunto a este párrafo podemos ver fotografías de arcos con dovelas de formas y decoraciones sencillas, como es el caso del arco situado sobre el vano del acceso principal de la Iglesia de San Ildefonso (Los Jesuitas), o el arco apuntado, con dovelas de caliza, de un ventanal con tracería gótica de la Iglesia de San Andrés.

Puerta Iglesia de San Ildefonso

Ventanal San Andrés

En las bóvedas las dovelas suelen ser de traza más sencilla, quedando restringida generalmente la decoración, y las formas más elaboradas, a las dovelas de las nervaduras y a los elementos sobrepuestos al intradós de las bóvedas, tales como pinjantes, florones y escudos heráldicos. Como ejemplo de dovelas en bóvedas adjuntamos tres fotografías de dos enclaves singulares de Toledo: el tramo final de la alcantarilla romana de Valmardón, dispuesta con dovelas muy toscas, dos “pequeñas” bóvedas de cañón que cobijan dos de las campanas situadas en la torre de la Catedral Primada y una bóveda muy poco conocida (al no quedar vista), también en la Catedral, situada en la Capilla del Tesoro de la Catedral Primada. Esta bóveda no es visible pues se encuentra por encima de la cúpula de mocárabes que cubre la capilla. En origen si debió estarlo pues en la clave de la misma hay un motivo decorativo.

Alcantarilla Valmardón

Detalle Torre de la Catedral

Capilla del Tesoro

En el caso de vigas estamos hablando más bien de arcos adintelados, también llamados arcos planos, son aquellos arcos que tiene su intradós formado por un plano horizontal (arcos de flecha nula y radio infinito). Como ejemplo de este tipo de arco adintelado adjuntamos la fotografía de una portada de la Calle Sixto Ramón Parro nº 9.

Portada Sixto Ramón Parro 9. Arco adintelado

Por Jose María Gutiérrez Arias
 
 
Puerta principal Palacio Arzobispal
 
Detalle puerta San Ildefonso
 
Detalle puerta Palacio Arzobispal