• Debe estudiarse previamente, antes de cualquier intervención, la manera en que se produce la transmisión de las cargas de los diferentes elementos.
  • También debemos estudiar el estado de las fábricas, revisando la estructura de los materiales (disgregación de los granitos por la acción de las sales, ataques de xilófagos en la madera) teniendo en cuenta su futura consolidación.
  • Se deben estudiar bien los refuerzos siguiendo el criterio de mínima intervención posible.
  • Se recomienda la utilización de técnicas y materiales tradicionales, como la cal (aérea, hidráulica), los yesos…
  •  Debe evitarse el uso de morteros de cemento en muros tradicionales, sobre todo en partes bajas.Es recomendable favorecer la ventilación de los elementos de madera.
  • Debemos utilizar materiales que añadan las mínimas sobrecargas posibles, como por ejemplo, la arcilla expandida para refuerzos de forjados y formación de pendiente, y la tabiquería de cartón- yeso para particiones interiores.
  • Durante la ejecución de las obras deberá tenerse especial cuidado con el fuego por la abundancia de madera que existe en este tipo de inmuebles. Especial precaución con las soldaduras en refuerzos de las estructuras de madera.
  • Deberán ponerse en valor los elementos protegidos del inmueble, mediante su consolidación y protección.
  • La intervención en muros existentes de espesores mayores de 55 cms. está muy restringida por la Ordenanza 1 A. Se recomienda su conservación, que las obras les afecten lo menos posible.
  • Se debe realizar un estudio de las patologías acudiendo a la lectura de fisuras en los paramentos, de las deformaciones en las estructuras de madera, etc.

Según las Ordenanzas del Plan Especial:

El Plan Especial indica en relación con la ejecución de cimientos y muros:

“1. Con el fin de preservar el valor arqueológico e histórico, derivado del mantenimiento de los cimientos e, incluso, de los muros maestros en las sucesivas renovaciones de los edificios, que ha sido práctica habitual en el casco histórico de Toledo, se deberán observar las siguientes prescripciones:

a) En los edificios catalogados, así como en los no catalogados individualmente, pero incluidos en sectores monumentales, se considerará elemento de interés para su conservación la cimentación y, en general, el subsuelo.

b) En los edificios no catalogados individualmente, la actuación en el subsuelo bajo cualquier modalidad de excavación requerirá una prospección previa a la misma con el fin de estudiar el alcance y valor de las construcciones preexistentes.

c) La citada prospección no será obligatoria cuando el nuevo edificio fuera a utilizar las cimentaciones preexistentes en sus trazas maestras sin alterarlas.

d) Se presume la existencia de interés patrimonial en la fábrica cuando los muros tengan un espesor superior a 55 cm. En estos casos, previamente a cualquier intervención que suponga la demolición o transformación intensa de aquellos, se deberá proceder al estudio a que se refiere el apartado b). A estos efectos, se entenderá que existe transformación intensa en las intervenciones de mantenimiento extraordinario y reestructuración edificatoria que afecten a los muros.

e) La reutilización de dichos muros sin modificar esencialmente no hará necesario el estudio histórico previo por iniciativa particular. El recrecimiento en altura de los muros se hará con aparejos análogos en el exterior o cuando sean vistos, aunque sin la obligación de mantener el espesor en los niveles superiores.

f) Cuando por requerimiento de la nueva obra se debiera incluir una cimentación discordante con el mantenimiento generalizado de las trazas originales, la nueva excavación se someterá a lo dispuesto en los apartados anteriores para la parte afectada específicamente.

2. La obligatoriedad o no de las prospecciones a que se refiere el apartado anterior se entenderá referida a la fase de ejecución de las obras, por lo que no excluye la necesidad del control arqueológico previo conforme a lo establecido en el artículo 1.11. Las prescripciones establecidas en dicho control deberán respetarse en todo caso en la fase de ejecución de las obras.”