Toledo, como ciudad histórica singular, ha sido objeto de profundo estudio desde tiempos pretéritos. Son múltiples las publicaciones que describen sus tesoros desde diversas disciplinas y materias. Lógicamente, la vertiente arquitectónica atesora un gran número de tratados. Los menos, estudios originales, la mayoría, traslado repetido, pluma a pluma, de lo escrito en el pasado. Pero también hay una descripción renovada, que nace del descubrimiento de nuevos datos, también de la hipótesis, apoyada, con más o menos solidez, en una mezcla equilibrada de intuición y realidad tangible.

Hoy me gustaría realizar, desde mi trabajo en el Consorcio, una pequeña aportación al estudio de los edificios de la ciudad. Una aportación que surge como consecuencia rutinaria del trabajo diario, un hallazgo no buscado, hijo del azar, huérfano de investigación profunda, fruto afortunado que nace, sin más mérito, de ese trajín alocado y apasionado de mirar arriba y abajo los edificios.

Ábside de la iglesia conventual de Santa Isabel. En primer término se encuentra el pequeño ábside mudéjar de la Iglesia de San Antolín. Fotografía: Jose María Gutiérrez Arias. Sección Vivienda, Área de Gestión Patrimonial, Consorcio de la ciudad de Toledo. Año 2019.

Ábside de la iglesia conventual de Santa Isabel. En primer término se encuentra el pequeño ábside mudéjar de la Iglesia de San Antolín. Fotografía: Jose María Gutiérrez Arias. Sección Vivienda, Área de Gestión Patrimonial, Consorcio de la ciudad de Toledo. Año 2019.

Hay al final de la Calle Santa Isabel, cerca de la Plaza del mismo nombre, un pequeño ábside de gran belleza, un cubillo mudéjar llamado de San Antolín que, humilde, se adosa arrumbado al cobijo de otro gran ábside, éste de traza gótica, más moderno y de discreta presencia. Ambos forman la cabecera de la actual iglesia del Convento de Santa Isabel. Según los estudios existentes referidos a este convento, el ábside mudéjar corresponde al único resto visible conservado de la antigua parroquia de San Antolín, iglesia primigenia de esta colación que fue demolida parcialmente y ampliada para erigir la iglesia conventual de Santa Isabel.

No obstante, creemos haber encontrado otro elemento de gran entidad correspondiente a la antigua iglesia de San Antolín. Un elemento que, pese a su sencillez, ayuda a imaginar, por su posición estratégica, la altura y dimensiones de la iglesia original. Hemos podido observar, poco visible, en la parte alta de la fachada sur de la cabecera de la iglesia, una sucesión escalonada empotrada de canecillos mudéjares ejecutados con ladrillos dispuestos en saledizo. Esta estructura lineal, con un tramo central más elevado y dos laterales más bajos a izquierda y derecha, corresponde a una antigua espadaña mudéjar, obra de fábrica reaprovechada como parte constituyente del muro sur del presbiterio de la iglesia actual.

Estructura muraria correspondiente a la espadaña del crucero de la antigua Iglesia de San Antolín, en Toledo. Muro sur del presbiterio de la actual iglesia conventual de Santa Isabel. Fotografía: Jose María Gutiérrez Arias. Sección Vivienda, Área de Gestión Patrimonial, Consorcio de la ciudad de Toledo. Año 2019.

Estructura muraria correspondiente a la espadaña del crucero de la antigua Iglesia de San Antolín, en Toledo. Muro sur del presbiterio de la actual iglesia conventual de Santa Isabel. Vista desde el Seminario Menor. Fotografía: Jose María Gutiérrez Arias. Sección Vivienda, Área de Gestión Patrimonial, Consorcio de la ciudad de Toledo. Año 2019.

Estructura muraria correspondiente a la espadaña del crucero de la antigua Iglesia de San Antolín, en Toledo. Muro sur del presbiterio de la actual iglesia conventual de Santa Isabel. Vista desde la Plaza de Santa Isabel. Fotografía: Jose María Gutiérrez Arias. Sección Vivienda, Área de Gestión Patrimonial, Consorcio de la ciudad de Toledo. Año 2019.

Estructura muraria correspondiente a la espadaña del crucero de la antigua Iglesia de San Antolín, en Toledo. Muro sur del presbiterio de la actual iglesia conventual de Santa Isabel. Vista desde la Plaza de Santa Isabel. Fotografía: Jose María Gutiérrez Arias. Sección Vivienda, Área de Gestión Patrimonial, Consorcio de la ciudad de Toledo. Año 2019.

Esta espadaña podría constituir el hastial de cierre de la cubierta del crucero de la iglesia de San Antolín. Para que nuestros lectores puedan hacerse una idea más exacta del elemento que les describimos, adjuntamos una fotografía de la Iglesia de Santiago del Arrabal cuya disposición constructiva de espadañas es idéntica a la que nos referimos.

Detalle de una de las espadañas de la Iglesia de Santiago del Arrabal, en Toledo. Fotografía: Jose María Gutiérrez Arias. Sección Vivienda, Área de Gestión Patrimonial, Consorcio de la ciudad de Toledo. Año 2019.

Detalle de una de las espadañas de la Iglesia de Santiago del Arrabal, en Toledo. Fotografía: Jose María Gutiérrez Arias. Sección Vivienda, Área de Gestión Patrimonial, Consorcio de la ciudad de Toledo. Año 2019.

Las espadañas cumplen una función estructural importante dotando de estabilidad a las estructuras de madera de las cubiertas. Estos paredones, que sobresalen por encima de los tejados, evitan el efecto de remado de las armaduras de madera impidiendo que éstas puedan vencerse lateralmente.

La localización de la espadaña en los muros de Santa Isabel nos sugiere una hipotética planta de la Iglesia de San Antolín. Una planta muy similar a la de la iglesia de Santiago del Arrabal, con tres ábsides,  el central mayor que los dos secundarios de las naves laterales, de dimensiones totales, de cara exterior a cara exterior de ábsides, un poco más reducidas, 21 m. de ancho en la de Santiago y 17 m. en la de San Antolín. En la iglesia de Santiago del Arrabal el crucero asoma fuera de la alineación de los ábsides menores, en el de San Antolín el crucero estaría enrasado con los ábsides exteriores y las naves laterales.

Planta del Convento de Santa Isabel. Detalle de la ubicación de la espadaña mencionada. Hipótesis de una posible cabecera con tres ábsides de la Iglesia primigenia de San Antolín. Detalle extraído del Plano de Síntesis del Plan Especial del Casco Histórico de Toledo. Excmo. Ayuntamiento de Toledo.

Planta del Convento de Santa Isabel. Detalle de la ubicación de la espadaña mencionada. Hipótesis de una posible cabecera con tres ábsides de la Iglesia primigenia de San Antolín. Detalle extraído del Plano de Síntesis del Plan Especial del Casco Histórico de Toledo. Excmo. Ayuntamiento de Toledo.

No obstante, existen más incógnitas por resolver. A continuación del actual ábside de San Antolín, en la fachada principal de la iglesia, existe un gran arco de herradura tabicado. Este arco toral, coetáneo al ábside, parece proteger el vano de acceso a una antigua capilla lateral, un brazo de un crucero no alineado con la fachada o cualquier otro espacio anexo a la iglesia primigenia que invadiría la actual Travesía de Santa Isabel. Con los datos existentes es difícil saberlo.

Lo que sí parece evidente es que la Iglesia de San Antolín mantiene todavía hoy en día una importante presencia en el templo actual, esperamos que futuros estudios o intervenciones en el edificio aclaren la exactitud de los datos aportados.

Detalle del arco de herradura tabicado existente en la fachada del Convento de Santa Isabel, en Toledo. Fotografía: Jose María Gutiérrez Arias, Sección Vivienda, Área de Gestión Patrimonial, Consorcio de la Ciudad de Toledo. Año 2019.

Detalle del arco de herradura tabicado existente en la fachada del Convento de Santa Isabel, en Toledo. Fotografía: Jose María Gutiérrez Arias, Sección Vivienda, Área de Gestión Patrimonial, Consorcio de la Ciudad de Toledo. Año 2019.

Jose María Gutiérrez Arias. Consorcio de la ciudad de Toledo